domingo, 26 de abril de 2009

El Secuestro "legal" de Julia Sofía

Julia Sofía es mi hija. Nació en New York el 22 de Septiembre de 2004.
Algunos años antes su mamá (María Sol R.P.) le había pagado a un ciudadano norteamericano llamado Travis Klose para fingir un matrimonio y así lograr la ciudadanía norteamericana (Travis Klose es un cineasta clase B autor del filme "Arakimentari").
Al momento de nacer Julia Sofía yo estaba presente en el Hospital, y en un acto de amor por mi pareja consentí que la niña fuera registrada con el solo apellido de la madre, para que su fraude al estado norteamericano no fuera descubierto y ella cumpliera su sueño.
Además, si yo no aceptaba su voluntad, ella iba a declarar su verdadero estado civil y por lo tanto, mi pequeña niña quedaría como hija del Sr. Klose.
No tuve mas opción que aceptar. Pero fue el error mas grande de mi vida.
Al poco tiempo volvimos a vivir los tres en Argentina, pero siempre la madre se negó a que Julia tuviera mi apellido (a pesar de que Travis ya había tramitado el divorcio).
Por dos años vivimos como una familia normal y bien constituida. En todo momento asumí mi rol y responsabilidad de padre, y todo mi entorno sabía que Julia Sofía era mi hija.
Mis tratativas para convencer a María Sol de corregirle el apellido a Julia no cesaron, y en algunos momentos generaban reacciones violentas de quien era mi compañera, lo que me llevó a pensar que realmente no quería que la niña tuviera mi apellido.
En Octubre de 2006 logré llevar a María Sol ante un estudio de abogados de mi ciudad, para tratar de que la convencieran de que le corrigiéramos el apellido a mi hija.
Su reacción no pudo ser mas airada y vehemente.
Afirmó rotundamente que no quería que Julia tuviera mi apellido porque eso le iba a privar de que ella pudiera viajar por el mundo como ella quería y yo la iba a retener.
Acto seguido se retiró violentamente del estudio de abogados.
A los pocos días comienza a organizar un viaje a EEUU para vender unas artesanías argentinas en una feria navideña, viaje que se concreta en Noviembre de 2006.
Después me iba a enterar que ya había arreglado todo en su trabajo para no regresar mas, en el Banco, en la guardería donde asistía Julia Sofía, había pedido créditos que nunca pagó y había vendido todas sus pertenencias que había ido llevando de nuestra casa (computadora, equipo de música, algunos muebles, etc.)
El número telefónico que me dio de New York nunca fue atendido, nunca contestó mis correos electrónicos y solamente me habló una vez por teléfono en febrero, para decirme que estaba a punto de tomar un avión y se iba a España con mi hija.
Por mas de un año no supe nada de mi hija ni de su madre.
En este momento, supuestamente estarían viviendo en Sevilla (España)
Desde hace un par de meses, la madre ha consentido que tengamos algún tipo de contacto con mi hija a través de Internet, contactos que siempre dependen de su estado de humor ese día.


Dicen que cuando alguien es muy pobre, una migaja de pan es un verdadero tesoro.
Justamente estas migajas que recibo, son el aire que me mantiene vivo.
Puedo ver que mi hijita crece, que está sanita, que está aceptablemente bien.
Seguramente hace mucho dejó los pañales…
Aquí aún la esperan sus juguetes, y la música de su voz envuelve el aire de mi casa vacía.
Mi salud quedó gravemente afectada después de todo esto, y no sé si voy a volver a ver a mi hijita.
Aquí está mi mensaje de amor eterno, como solo un padre puede amar a su hija.
Hijita mía, tu papá nunca te abandonó. Tu papá nunca eligió esta locura.
Hasta el fin de mis días vas a ser la luz de mis ojos, hijita amada…

Tu Papá

- ver en Wikipedia, secuestro parental: http://es.wikipedia.org/wiki/Secuestro_Parental


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine con el respeto que se merece Julia Sofía.